El Gobierno crea un organismo para vigilar las trolas que va a tener mucho trabajo con el presidente

>> Se trata del Ministerio de la Verdad pero con otro nombre.

El Gobierno crea un organismo para vigilar las trolas que va a tener mucho trabajo con el presidente

El Gobierno, que suspende en lenguaje, no hace más que buscar eufemismos para renombrar la censura.

El Gobierno ha creado otro organismo, en el que colocará a algunos amiguetes totalitarios, mediante el que pretende vigilar la desinformación, o sea, las trolas, así que va a tener un trabajo ímprobo con el propio presidente del Ejecutivo, Pedro Trolas, y otros miembros igual y contrastadamente mentirosos de su equipazo político.

Este órgano comienza regular en sus declaradas aspiraciones. En sí mismo es un plagio de la novela de Orwell “1984”, concretamente del Ministerio de la Verdad, dedicado, como se sabe, a construir una nueva verdad mediante la destrucción de documentos y todo aquello que pueda ser referencia de la realidad, concepto en el que cuadra perfectamente la Ley de Memoria Histórica y la novedosa Ley de Memoria Democrática.

Poner de vigilante de la verdad a Pedro Trolas, su jefe de gabinete, Iván Redondo y otros significados cuentistas es como colocar a la portavoz María Jesús Montero de directora de la Real Academia de la Lengua Española. Es verdad que de guardas de caza se nombra a los mejores furtivos y que probablemente el mejor bombero es el pirómano. Pero nunca se ha visto ni comprobado que un mentiroso deje de serlo por dedicarse a buscar los embustes de los demás.

En la declaración de principios para crear este organismo se dice que se actúa ante la amenaza de «la difusión deliberada, a gran escala y sistemática de desinformación, que persiguen influir en la sociedad con fines interesados y espurios». ¿Será espurio en la consideración del Gobierno llegar a la presidencia mediante falacias, paparruchas y patrañas de toda clase?

Es propio de hijos espurios el crear órganos para reprimir en los demás lo que hace uno. En esa práctica hacían mucho ejercicio Stalin, Hitler, y la hacen Maduro. Erdogan, Putin y ese tipo gordito que mata en Corea del Norte.