Los “hunos” de vacaciones y los españoles defendiéndose de los “okupas” y del coronavirus como pueden

Los “hunos” de vacaciones y los españoles defendiéndose de los “okupas” y del coronavirus como pueden

Si fuese por productividad, estos no tendrían que haber cobrado ni dos reales y menos tener vacaciones.

Los que mandan, o sea, el Gobierno, y los 350 gandules que ocupan el Congreso de los Diputados y están encargados de hacer leyes justas, o sea, los “hunos”, están de vacaciones, después de haberse pasado en casa ahorrando los gastos de desplazamiento y tal durante los meses de confinamiento. Por otra parte están los españoles no adcritos a la Administración que andan, como pueden y Dios les da a entender, defendiénsode de los agresivos y violentos “okupas” y del coronavirus.

¿Alguien se ha preguntado por qué nunca se “okupan” viviendas de diputados o senadores, miembros del Gobierno y las del Patrimonio Nacional? Pues por la misma razón que no deberían “okuparse” las de cualquier español, que es el derecho a la propiedad privada, observado en ese texto que tanto se cita y nadie cumple, especialmente el señor Torrezno y el nasofonista Urkullu: La Constitución.

Si cuando Pedro Trolas va a pasar las vacaciones a un palacio del Patrimonio Nacional, más que nada por ahorrar de su pecunio propio, no está “okupado”, es porque dispone de seguridad, esa que, como el propio sueldo del presidente, pagamos entre todos los españoles pero que no tenemos la suerte de disfrutar. Es como en la modesta casita de Pablo Iglesias y su señora, doña Irene, protegida por las fuerzas del orden constantemente 24 horas al día 365 días al año, 366 si es bisiesto. Si nosotros somos los que financiamos esa fuerzas del orden, ¿por qué no podemos disfrutar de semejante privilegio?

Debe ser un principio comunista, según el cual la burocracia política es la detentadora de todo privilegio mientras el pueblo vive en la miseria con la paguita de 400 y si tiene alguna propiedad debe ponerla a disposición de los gorrones votantes de la ideología totalitaria de los pablos iglesias, adas colau, bildus y demás chorberío poligonero.

Mañana, los miembros del Frente Popular volverán a apaludirse a sí mismos. Los objetivos en pos del caos, que es donde mejor se desenvuelve la izquierda, se están consiguiendo. (Esto se sabe leyendo un pelín de historia).