Violencia degenerativa: sorprenden a una mujer con el tabique nasal de su marido y dice que es el hueso del jamón

>> Al final confesó que “las apariencias engañan”.

Violencia degenerativa: sorprenden a una mujer con el tabique nasal de su marido y dice que es el hueso del jamón

Nadie hubiese pensado que el hueso de un jamón podría ser el móvil de un crimen. (wikipedia)

Una mujer de edad indeterminada y regular presencia -sgún a quién se pregunte-, fue sorprendida por la Policía cuando circulaba por la calle con un hueso de proporciones estimables que resultó ser el tabique nasal de su cónyuge. Las sospechas se levantaron cuando la escucharon gritar: “esto que véis aquí es un hueso de jamón, lo que queda después de que mi marido lo apurase”.

Interrogada por las fuerzas de seguridad entró en diversas contradicciones. Empezó asegurando que estaba indignada porque su marido no la dejase jamón “ni para un montadito”. Luego dijo que en realidad se había encontrado el hueso en la calle, hasta que, por presiones psicológicas de los interrogadores, acabó confesando que el hueso se lo había extraido a su esposo durante una disputa doméstica valiéndose del pico de una plancha. Una plancha de alisar tejidos, no de las de cocinar.

“Si hubiese sido chato, esto no habría o hubiese pasado”, dijo la mujer partiéndose de risa. Y añadió que se casó con él “por las amplias narices que poseía y pensando que si todos los salientes de su cuerpo los tenía igual, disfrutaríamos de un feliz matrimonio; pero no se crean, las apariencias engañan”.

Total, que a fuerza de un exahustivo interrogatorio, la mujer acabó confesando que ella había sido la autora de la extracción del tabique nasal harta de verlo todos los días tapando la claridad que entraba por las ventanas. El marido, por su parte, ha retirado la denuncia porque “aunque la carne de la nariz se me ha esparcido por toda la cara, sin el hueso me veo más atractivo”, aseguró en sede policial, donde un agente declaró: ¿Y a mí, qué diablos me importa?