Por lo que se va viendo, a los norteamericanos les regalas la Venus de Milo y le ponen sostén

>> Han cometido una burrada cultural y se han quedado tan panchos.

Por lo que se va viendo, a los norteamericanos les regalas la Venus de Milo y le ponen sostén

Quién iba a pensar que el puritanismo que llevó el Mayflower en el siglo XVII iba a retornar con los barcos exclavistas en pleno siglo XXI. (wikipedia)

Los norteamericanos, que tienen una larga y sangrienta tradición puritana, han obligado a que una plataforma de televisión retire de su oferta “Lo que el viento se llevó”, que es la adaptación de una novela.

-Qué es eso -ha preguntado en inglés Trump.

-Una película -le ha contestado el asesor de filmes.

-Me refiero a “una novela”.

-Espere que voy a llamar a la ministra española Isabel Celaá que creo que conoce a una.

La lloriquera que les ha entrado ahora por matar a un negro, actividad que llevan ejercitando cuatro siglos sin derrmar una lágrima, ha llegado a esa punta abismal en la que suele concluir cualquier extremismo, que en este caso es la merma de la libertad creativa a la que llamamos con mucha soltura arte.

Estados Unidos no destaca, pese a la millonada de ciudadanos y dineros, como faro de la cultura. Últimamente estaban esparciendo la especie de que Fray Junípero Serra era un esclavista, los muy burros, y la Universidad de Stanford, donde también son muy burros, salió insultando al santo que tanto hizo por los indígenas. Es decir, los hijos de los exterminadores de los nativos norteamericanos dando conque lecciones de historia que resultan ser como los discursos de Pedro Trolas, falsos.

Cómo será la cultura norteamericana que acogieron al nazi Quinito Torra, que precisamente en Stanford dio una cháchara, como informó EL TROLEDIARIO: “Torrao, que fue invitado a participar en un debate organizado por el Insituto Luter King, aseguró que él antes era negro, pero que a fuerza de la represión española, ahora es un catalán blanco con tonos grisáceos…”.

Los norteamericanos blancos no saben que te puedes comprar un chalé de lujo en Galapagar o en Bel Air, tener a la puerta un coche de alta gama con conductor y escolta, fumar marihuana sanitaria y beber cocacola, pero que eso no te oculta el pelo de la dehesa, que para semejante acontecimiento hacen falta muchas generaciones y estudiar aunque sea un poquito para saber que retirar “Lo que el viento se llevó” es como ponerle sostén a la Venus de Milo.

Hay que ser burros, dicho sea sin ánimo de ofender al animal, no vayan a salir los animalistas en manifestación rompiendo cristales y robando en supermercados.