Pedro Trolas propone una comisión que le diga qué ha pasado con la crisis del coronavirus: en esencia, que estaba él

>> En sus sueños de grandeza, el presidente trata ahora de remedar a Napoleón.

Pedro Trolas propone una comisión que le diga qué ha pasado con la crisis del coronavirus: en esencia, que estaba él

Los fabricantes de trolas y bulos. (flickr)

Pedro Trolas ha tenido un sueño, como Luther King pero en plan rústico: crear una comisión mixta Congreso-Senado para escudriñar qué ha pasado con la crisis sobrevenida con la aparición del virus conocido como Convid-19. El presidente, en sus sucesivas disgresione trata ahora de remedar a Napoleón Bonaparte, que ya nos avisó sobre lo útil que es nombrar una comisión si de lo que se trata es de no resolver el problema.

Es, por lo demás, un esfuerzo ocioso. En primer lugar porque todos, menos Pedro Trolas, sabemos que el problema esencial de la crisis asociada a la pandemia es él mismo, sus decisiones tardías, su ristra de trolas diarias y su analfabetismo funcional aritmético, porque a estas alturas se desconocen los efectos reales de la epidemia en las personas, que es el número de muertos. No saben sumar, aunque lo de dividir se les da muy bien.

Sin ese dato principal ¿a qué se puede dedicar la comisión? Pues muy fácil, y aquí está la segunda causa de su inutilidad, que los senadores y diputados se vayan a dedicar a de todo menos encontrar alguna solución a algo. Es decir, que discutirán como se suele hacer en la barra del bar, por pasar el rato y tratar de encontrar algún titular de prensa que haga pensar al respetable que se ganan el sueldo.

Trolas espera que la comisión le responda a la pregunta de qué ha pasado para que España no estuviera preparada para responder a una epidemia de esta naturaleza. La respuesta es también fácil. Con la transferencia de la Sanidad a las comunidades autónomas han querido acabar con la obra de Franco en este aspecto y el resto del sistema de seguridad social, y a fe que lo están consiguiendo. En eso no se podrá decir que no han sido eficientes.

Total, que seguimos con monsergas coreadas por los tertulianos afines habituales y el problema sigue creciendo, por mucho que nos digan que está mermando. ¿Cuándo se darán cuenta que cada vez que se suma un fallecido no se reduce, por muy positivo que se sea, el problema, sino que engorda?