Según Marlaska se puede insultar y escupir a los miembros del Gobierno por su pacto con Bildu

>> Aunque quizá ese derecho sólo sea aplicable el Día del Orgullo Gay por homosexuales

Según Marlaska se puede insultar y escupir a los miembros del Gobierno por su pacto con Bildu

El señor Marlasca está más preocupado por la jerarquía gubernamental que por el pueblo, como en Cuba.

Según las justificaciones que el Día del Orgullo Gay dio el ministro del Interior, señor Grande Marlaska, animando a la acción contra los miembros de Ciudadanos por elementos homosexuales, ahora se podría insultar, escupir y agredir a los miembros del Gobierno de Pedro Trolas por pactar con los de ETA que se hacen llamar Bildu.­

El ministro pidió entonces «consecuencias» para Ciudadanos por sus acuerdos con Vox. «Si alguien no entiende que los pactos con quienes, de una forma descarada y obscena, quieren acabar con los derechos de las personas LGTBI debe tener alguna consecuencia en un sentido o en otro podría calificarse de irresponsable». El eufemístico “consecuencias” recuerda a La Pasionaria en las Cortes diciendo a Calvo Sotelo: “ese hombre ha hablado por última vez”.

Así que si pactar con un partido declaradamente constitucionalista puede ser malo para Marlaska, ¿qué pensará de su propio Gobierno pactando con los partidos declaradamente anticonstitucionalistas como ERC o PNV e incluso matarifes como Bildu?

La animación al atentado personal no es nuevo entre los amiguitos de ETA, o sea, el PSOE. Ya Pablo Iglesias -el tipógrafo, no el de la coleta- recomendó en reiteradas ocasiones en sede parlamentaria la oportunidad de atentar contra don Antonio Maura si se volvía presentar como candidato a la presidencia del Gobierno. No hay nada nuevo bajo el sol, aunque lo llamen «nueva normalidad» porque si es la «nueva forma de hacer política» se parece bastante a la de los tiempos del «paseo» y la «checa».