El laicismo se impone con la “fuerza” de la Guerra de las Galaxias a la oración religiosa

>> Antes, ante catástrofes, se sacaba a los santos, ahora sacan a Fernando Simón

El laicismo se impone con la “fuerza” de la Guerra de las Galaxias a la oración religiosa

Las procesiones religiosas causan tirria al Frente Popular, así como las manifestaciones en su contra. (wikipedia)

En la crisis epidémica del coronavirus la gente se desea fuerza para aguantar en sus domicilios particulares que pase el peligro, lo que da en preguntarse qué le hará falta a uno que no tiene casa en la que cobijarse, ¿la división acorazada? Lo de desear a otro fuerza no es nuevo, era también antiguamente una forma de animar al que padecía estreñimiento.

Esto de la fuerza fue popularizado por la saga de la Guerra de las Galaxias, donde los combatientes de élite, medio ascetas, se despedían con un “que la fuerza te acompañe”, sustitutivo laico del tradicional que Dios te acompañe o guíe. El laicismo ha impuesto sus modos basándose en una película de fantasía y en que buena parte de los cristianos se avergüenzan de mostrar sus crencias.

El minuto de silcencio por los muertos es otra muestra. Ha sustituido a la oración, que sería lo lógico en un a nación como España que es cristiana desde los principios de las enseñanzas jesuíticas. Antes, ante epidemias, sequías y otras catástrofes naturales, se solía sacar a los santos a la calle, ahora se los ha confinado, lo cual no deja de ser un reconocimiento de su personalidad al tratarlos como individuos vivos, y a quien se saca es a Fernando Simón en la televisión.

Sin embargo, Pedro Trolas no hace más que exigir a los españoles y partidos de la opsosición gestos de fe en su persona, ante la imposibilidad de reconocerle una útil eficacia e identificar en sus palabras una verdad. Aunque si el respetable espera que esta crisis sea sustanciada por Trolas y sus socios, sí podemos decir que estamos ante un caso superlativo de creencia en lo imposible.