Las diatribas entre los ministros de Pedro Mentiras: así es el nivel educativo del Ejecutivo

>> Pablo Iglesias se pone en plan macho y sale en defensa de su señora, doña Irene.

Las diatribas entre los ministros de Pedro Mentiras: así es el nivel educativo del Ejecutivo

Ahora se comprenderá lo del saludo con el amenazante puño cerrado. (pxhere)

Ya mostraron maneras el día en que tomaron posesión del cargo ante el Rey y tras la foto se aplaudieron a sí mismos, en una muestra de cosmopolitismo y saber estar propia de un estibador marsellés. Ahora se descuelgan con opiniones sobre sí mismos que demuestran el ambientazo de hermanamiento y buen rollito que reina en el seno del Ejecutivo.

Como sabemos, la ministra saliente y actual jefe de los Fiscales, opinaba que Marlaska es un “maricón”, declaración que no parece muy amistosa, aunque nunca se saben las intenciones de los socialistas, que un día dicen una cosa y al siguiente su contraria. A este fino debate se ha sumado Pablo Iglesias, del que ya teníamos noticias de su endeblez cultural y, por tanto, calidad formativa, aunque sea profesor univsersitario -¿y quién no?-. Para él, el ministro de Justicia es un “machista frustrado” por haber hecho algunas correcciones lingüísticas a su señora -la de Iglesias, no del ministro-, doña Irene, que ha obtenido el cargo por razón de braguetazo.

Corregir al que hierra es un principio cristiano poco apreciado por el comunismo, y en época actual corregir al que carece de educación básica se considera un insulto. Así que Iglesias se ha puesto en plan macho y ha salido en defensa de su señora. Igual, en el próximo Consejo de Ministros reta al ministro de Justicia a decírselo en la calle, conocidas las formas comunistas de resolver diferencias.