La señora Batet prohíbe hablar al servicio, que está imposible

>> Alguien se debió creer que lo de la libertad de expresión iba en serio.

La señora Batet prohíbe hablar al servicio, que está imposible

Batet, presidenta y señorona de las Cortes (wikipedia)

La señora Batet, esa misma que suele tocarse con el estilismo de la Bruja Avería, se ha visto obligada a prohibir hablar al servicio con los periodistas. Los medios querían sacar una declaración a Valentina Cepeda, la limpiadora que fue aplaudida por el Congreso en su última reunión, pero no ha podido ser por “razones de empresa”, ha dicho Batet, descubriendo que el Congreso de los Diputados se rige por criterios capitalistas, al parecer, aunque cobra del Estado, es decir, de todos los españoles.

Alguien se debía haber creído lo de la libertad de expresión, pero ha llegado Pedro Mentiras y ha decidido que las que tiene que limpiar no hablan. Claro que será porque ella no quiere o teme que la castiguen en el trabajo si lo hace. A no ser que en un rincón desconocido de la Constitución esté escrito que los derechos fundamentales de los españoles pueden sometrse a criterios de “empresa”, de la industria política montada por el Frente Popular.

Valentina puede seguir limpiando, pero en recogido silencio. El PSOE ya tiene destacadas cabezas pensantes para expresarse debidamente en nombre propio, del servicio y de todos los españoles. Sólo hay que oír a Ábalos, Marlaska o Celaá para hacerse una idea de la altura oratoria de la ideología. Si quieres seguir limpiando bajo mando socialista, sé discreto y obediente. También se tiene en mucha consideración la coba.