Se busca al Coronavirus para que pague la factura del Congreso Internacional de Telefonía Móvil

>> Cuando le encuentren se le deberá hablar en catalán, han sugerido las autoridades regionales.

Se busca al Coronavirus para que pague la factura del Congreso Internacional de Telefonía Móvil

Este año, los nazionalistas no tendrán la oportunidad de dar la lata a los congresisitas internacionales. (wikipedia)

Tanto la institución ferial de Barcelona, como la patronal del sector y las autoridades de todos los niveles que intervenían en la organización del frustrado Congreso Internacional de Telefonía Móvil, han mostrado su intención de que se busque el Coronavirus para que pague los gastos de la suspensión, que son un pico.

Es una pena que no contemos con el amigo Villarejo para este cometido”, ha dicho la fiscal general del Estado, mientras que las autoridades catalanas ha reclamado la condición de que cuando se encuentre al tal Coronavirus se le hable en catalán, aunque sólo sea por su parecido con el señor Torra. El ministro Ábalos, que no pinta nada en esto, como no pintaba nada en el aeropuerto de Barajas, ha propuesto que si el mencionado Coronavirus no puede pagar, al menos se le administre una paliza, “en términos proporcionados, naturalmente”. A lo que el ministro de Sanidad le ha aclarado: “en eso, precisamente, estamos, querido colega gubernamental”.

La alcaldesa de Barcelona, la vicefilósofa Ada Colau, ha hecho declaraciones en las que apunta al catalanismo españolista la responsabilidad de la suspensión del congreso, “con lo que me gusta a mí asistir sabiendo que me ahorro entre 800 y 5.000 euros de la entrada”. También ha manifestado sus sospechas de que el Coronavirus sea un agente -patógeno- de Donald Trump, quien ya dispondría de la vacuna con la finalidad de comercializarla en unos meses y hacerse así más rico de lo que es.

EL TROLEDIARIO ha intentado ponerse en contacto con Coronavirus mediante una llamada telefónica a Wuham (China central) que se ha desarrollado de la siguiente manera:

– ¡Oiga, es Wuham!

– Sí señor, aquí mismo es.

– ¿Está Coronavirus?

– Sí señor.

– ¿Se podría poner al aparato?

– No, porque no sabe hablar.

– ¿Tampoco nos podríamos entender por señas? Yo me explico muy bien así con los turistas chinos que vienen a España.

– Pues no. Es que cuando vemos a uno nos apresuramos y lo matamos sin cruzar palabra.

– Que no se entere Greenpeace.

Oiga, ¿esta llamada no será de choteo?

– No señor, es muy seria. Tanto, que todo este tiempo en que he hablado con usted lo he hecho con una mascarilla.

– ¡Ah! Por eso no le entendido ni una palabra.

– No habrá sido por eso. Igual es que usted no sabe español.

– Y sospecho que usted tampoco sabe chino.

– Eso lo explica todo.

Total, que no hemos podido saber la opinión de la otra parte, aunque, la verdad es que nos importaba tanto como la opinión de la primera parte.

­