Picardo es el totem del progresismo español, y no lo decimos por el volumen craneal

>> Parlamentarios socialistas peregrinan al peñón con frecuencia, a comprar tabaco, claro.

Picardo es el totem del progresismo español, y no lo decimos por el volumen craneal

El señor Picardo, gerente de la mayor fábrica de tabaco del mundo mundial. (wikipedia)

Tras consumarse el Brexit, el PSOE y sus socios comunistas de Podemos han comenzado a dar noticia de lo que esperan de Gibraltar, ese sitio que es la tercera ciudad más rica del mundo sin producir nada. La nueva flamante ministra de Exteriores, Arancha González Laya, ha dicho que se espera negociar con Londres y que las cosas sigan igual y los de la parte española “sigan haciendo lo que hacen ahora”. ¿Se referirá al contrabando?

El alcaldillo de Gibraltar, señor Picardo, que vive en Sotogrande, dado el afecto que le tiene a su pueblo, es el totem del socialismo español. No hay día en que un diputado, senador o parlamentario regional andaluz de esa ideología no le rinda homenaje después de peregrinar al peñón. Lo de totem no lo decimos por el volumen craneal del señor Picardo, aunque si ponemos en una foto a él y al ministro Ábalos igual no caben sin el recurso de un objetivo gran angular por medio.

Es llamativo el interés de los socialistas por Gibraltar, donde toda actividad sospechosa tiene cabida. Igual es por eso, aunque también sólo tengan la intención de comprar tabaco, conocida la afición española de marcharse a adquirir una cajetilla a sitios tan lejanos que han tardado varios años en ir y volver.

El PSOE dice velar por los españoles que trabajan en el nido de piratas cuando lo esperable es que mostrase preocpuación por crear esos puestos de trabajo al otro lado de la frontera, pero ya se sabe que hay intereses superiores que tiene que ver con los ingresos y rentas de algunos que cuando salen de la política se han quitado una mano delante y otra detrás con la que llegaron a ella.

También es curiosa la cifra de presuntos trabajadores españoles en Gibraltar, nunca certificada por ningún organismo fiable. En estos casos el socialismo habla de más de 20.000 personas. Considerando que los residentes en el peñón son 30.000, parece mucho siervo para tanto poco señor feudal.