La cúpula del cuerpo diplomático español explica las partes contratantes de los hermanos Marx

>> Descubrimos por qué el himno español no puede tener letra.

La cúpula del cuerpo diplomático español explica las partes contratantes de los hermanos Marx

La ministra, como los buhos, se fija mucho en las cosas.

Por fin se ha explicado debidamente cuál es la primera parte contratante y cuál la segunda del contrado de los hermanos Marx, se ha cuadrado el círculo y se ha explicado claramente cómo se puede ser una cosa y su contraria. Y como no podía ser menos, eso lo ha hecho la cúpula del cuerpo diplomático español, el más antiguo del mundo y, por lo visto, ahora el más listo.

La ministra González Laya, que no la tiene buena -la laya- según se desprende del tenor con el que responde a los periodistas, nos ha venido a preguntar que quizás seamos tontos por no comprender que Guaidó es el presidente de Venezuela y al mismo tiempo jefe de la oposición. Vamos, el asunto está más claro que los ERE de Andalucía y si no se entiende es que no se tiene la capacidad intelectual de los miembros del Gobierno, que lo han comprendido perfectamente sin que ninguno haya levantado la mano para preguntar algún pequeño detalle.

En Europa están que se parten: “¿qué enemigos necesitan los españoles si ya se tiene a sí mismos?”, dijo un comisario. Mientras que en Estados Unidos andan preguntándose si España es un país aliado o uno de los que se dedican a dar por retambufa a sus amigos internacionales. Boris, en la Gran Bretaña, le dijo a un colaborador: “Mientras Gibraltar esté en España, no tenemos nada que temer. Todos son amiguetes”.

Si alguna vez el himno español tiene letra tendrá que ser una en la que se diga que la mitad de la patria está contra la propia nación. Lo que no deja de ser muy democrático.