España está llena de “terratenientes carcas”, especialmente los de UPA

>> José Luis Álvarez, jefe de UGT, va a recibir el premio al mejor análisis político de situación.

España está llena de “terratenientes carcas”, especialmente los de UPA

El Ministerio de Agricultura todavía no ha resuelto ningún problema y, mientras, el campo se despuebla. (wikipedia)

José Luis Álvarez es ese señor con cara de ir a decir “piguigui” que hace las funciones de secretario general del sindicato UGT y que siempre va a acompañado de uno que parece su guardaespaldas, pero que en realidad en su homólogo del sindicato comunista Comisiones Obreras, Unai Sordo. Son pareja de hecho y un espectáculo.

En las primeras protestas de los agricultores por los bajos precios que se les paga por sus productos, los efectos de la subida del salario mínimo interprofesional y otras cuestiones relacionadas tanto con la políica agropecuaria nacional como europea, a Álvarez, que debe tener fama de ocurrente en su casa y en su subvencionado sindicato, no se le ocurrió decir otra cosa que los que se manifestaban eran “terratenientes carcas”.

Aparte de lo llamativo de que un señor que dirige un sindicato con el cutre historial de pistolerismo, torturas, violaciones y robos como el de UGT, una organización extemporánea y una antigualla del siglo XIX, el insulto le ha salido contra su propia gente, porque los de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) -sección ugetista del campo- han sido de los más activos en las protestas. O sea, “terratenientes carcas”.

Ya se ve que los ugetistas se llevan de miedo entre ellos, se respetan y apoyan, aunque Álvarez, el día de la célebre e inteligente frase, debía tener más la cabeza en el palacio de La Moncloa, no sea que las subvenciones mermen como en época de los gobiernos de la derechona, que tampoco es que les quitasen tanto, pero recortan los flecos solamente por el miedo que les tienen.

El tacto, lenguaje, sentido de la oportunidad y aprecio por sus militantes, seguramente le servirá a Álvarez para recibir algún premio que destaque su olfato analitico de la situación politica en general y del campo en particular. Nos preguntamos inocentemente, ¿dónde llegarían este señor y su pareja si careciesen de tanta subvención y ayuda de dineros públicos?

­