El Rey siembra la alarma al recordar lo que dice la Constitución: las Cortes nombran al presidente del Gobierno

El Rey siembra la alarma al recordar lo que dice la Constitución: las Cortes nombran al presidente del Gobierno

El político es bueno, solidario, bien formado, trabajador y eficiente. (flickr)

Don Felipe no ha sido políticamente correcto en su discurso de Navidad. A nadie se le ocurre recordar a un español lo que dice la Ley, entre otras cosas porque cada ciudadano tiene una idea de lo que debería decir pero ignora el contenido real. El Rey recordó que la Constitución atribuye al Congreso de los Diputados la responsabilidad de nombrar al presidente del Gobierno, y visto lo visto el día en que los representantes del pueblo tomaron posesión, la alarma ha cundido.

Especial inquietud provoca pensar, después del recordatorio real, que los 350 diputados que conforman el parlamento de la Carrera de San Jerónimo puedan tomar una decisión juiciosa, considerando que buena parte de ese colectivo está conformado por pelagatos de escasa o ninguna formación y otros que nunca han sufrido las exigencias de vivir sin que te pague el presupuesto nacional, y que, por lo tanto, les importa un bledo el efecto laboral que tendrá una nueva presidencia del usuario del Falcon.

Entre paletos nazionalistas, comunistas de rancio argumento y tipos -y tipas- que no van a aportar nunca nada ni a la nación ni a su pueblo de origen, lo único que puede salir de ahí es Pedro Sánchez «el desenterrador» secundado con los que quieren desintegrar España, entre los que, por lo visto, está el bailarín Iceta en particular y todo el PSOE en general.

Esto de que el Rey recuerde las obligaciones constitucionales de las instituciones del Estado es incendiario. ¿Desde cuándo, de la Pepa aquí, se ha cumplido algún texto constitucional de los tantos que se han aprobado en España?