La prestigiosa Abogacía del Estado estudia dictaminar que la tesis del camarada Pedro es original

>> El asunto podría, incluso, ser sentenciado favorablemente por el Tribunal Supremo.

La prestigiosa Abogacía del Estado estudia dictaminar que la tesis del camarada Pedro es original

La ilustrísima y obediente Consuelo Castro Rey, responsable de la Abogacía General del Estado.

La Abogacía del Estado, que hasta ahora era un organismo consultivo que gozaba de la autoridad que, además de la ley, presta el rigor y la seriedad, estudia emitir un dictamen en el que se afirme que la tesis doctoral de Pedro Sinsustancia es original, que el tribunal que le otorgó sobresaliente cum laude estaba formado por expertos y que está mejor escrita que El Quijote, con perdón.

Y debe ser verdad que es original porque de no haberlo sido, después de recibir la máxima calificación académica, al descubrirse el asunto, alguno de los que formaron el tribunal que le dio el visto superbueno, habría dimitido por vergüenza torera, si no la hay ya universitaria.

El asunto, en este momento de entusiasta adhesión al caudillo Sánchez de las instituciones independientes del Estado, se baraja la posibilidad de que también intervenga en el asunto el Tribunal Supremo y elabore un fallo por unanimidad de la sala favorable a la tesis en cuestión, y recomiende, desde su superioridad jerárquica y moral, que en vez de sobresaliente cum laude se llame sobresaliente la releche, que es más castizo.

La Abogacía, por otra parte, ha enviado una nota confidencial a La Moncloa advirtiendo que si de aquí a las elecciones de noviembre el señor presidente en funciones desea otro dictamen desdiciéndose sobre lo de los pagos adelantados a las comunidades autonómas, están dispuestos a ratificarse en lo dicho en el primero de sus informes. La nota finaliza con una firme declaración de principios: “aquí estamos, a una, todos los abogados del Estado para luchar por la causa, queremos decir, los intereses del Estado. ¡Viva Castro Rey!”.