¡La fastidiamos!: a las jefaturas de la Policía no pueden acudir los ciudadanos, según decide el Ejecutivo de Sánchez

>> Sólo pueden entra los del Gobierno y los del Ministerior de Interior, que también son del Gobierno Atún -por lo de bonito-.

¡La fastidiamos!: a las jefaturas de la Policía no pueden acudir los ciudadanos, según decide el Ejecutivo de Sánchez

Como siga la cosa así, las comisarías van a estar desiertas de ciudadanos y llenas de miembros del Gobierno. (wikimedia)

Pablo Casado, que es un ciudadano español, no pudo entra en la Jefatua Superior de la Policía Nacional en Barcelona. Al parecer, acceder a esas instalaciones para un español se corresponden con ser miembro del Gobierno Atún -por lo de bonito-. O sea, que si tienes una urgencia, en la comisaría de Barcelona te van a pedir si eres del Gobierno, o como dice la información difundida por los medios, del Ministerio del Interior, ese que dirige el juez que anima al atentado personal si eres de Ciudadanos.

Vamos a ver. Si eras una muchacha violada y acudes a la Policía Nacional, no puedes entrar a no ser que seas pariente de Carmen Calvo. Si te han timado en una de esas llamadas telefónicas que algo te venden, previa grabación de la conservación, tampoco podrás acudir a las fuerzas de seguridad a no ser que seas familiar de la ministra den Hacienda o Economía, Mará Jeús Montero o la señora Calviño. Y si te dan una tunda los nazionalistas catalanes o vascos, no sólo no te dejarán entrar, sino que además te reclamarán que no denuncies para no tensar la situación.

Casado quería hacer una visita de apoyo, o sea, de cortesía, pero ya se sabe que en la España actual la acera es para el más fuerte, buscalíos, ciclista o usuario de monopatín. Los derechos del reo y las obligaciones de la víctima. Las maneras aceptables las de Podemos y satélites, que tienen reservado el derecho al escrache, pero que si son sus víctimas llaman a la policía que no te deja acceder a Comisaría. Y el lenguaje, el del espectáculo más popular, donde lo que más se ve son patadas en las piernas y lo que más se escucha mencionar a la señora madre del árbrito y sus auxiliares, que por eso no van a los campos de fútbol a ver a sus hijos ya que acabarían en Comisaría y como no dejan entrar…

Donde sí dejan entrar es en las casas particulares a esos que llaman “okupas” y para echarlos, después de que hayan vendido tus muebles, ropas y electrodomésticos, debes acudir a denunciarlo a la Policía, pero como no deja pasar hay que esperar a que el juez se informe del caso con la rapidez conocida y ordene el desalojo.

La verdad es que en España todo está como debe ser, como Dios manda. Gracias a la Constitución.