Si el Gobierno Atún -por lo de bonito- se entera que los árboles producen CO2 igual mandan su tala

>> Cuando se enteren que también producen metano se van a poner nerviosos.

Si el Gobierno Atún -por lo de bonito- se entera que los árboles producen CO2 igual mandan su tala

Igual Margarita Robles tiene que mandar al Ejército a los bosques para matar a los perniciosos y contumaces árboles. (flickr)

Pedro Sinsustancia había conseguido su primer gran logro, reducir la fabricación de automóviles movidos por gasoil, y con ello algunos miles de empleos cuyos extitulares le estarán muy agradecidos. El hombre, en plan estadista que mira al futuro con altas miras había dicho que en 2040, cuando ya sea él el presidente de la III República Española, se prohibiría no sólo la fabricación de dichos vehículos, sino a “la gente” vender el suyo propio. Los trabajadores autónomos se pusieron muy contentos y dejaron de adquirir vehículos Diesel, un señor que le debe caer mal al Gobierno Atún -por lo de bonito-.

Así que el mundo ecologista está que tiembla, no se vaya a enterar algún miembro del Consejo de Ministros que los árboles producen CO2, cosa que se aprende en los estudios primarios, y que además, desde principios del siglo pasado también se sabe que emiten metano, como las vacas en su proceso digestivo. Ese gas al que se atribuye una grave agresión a la capa de ozono que de tantas cosas protege la Tierra.

El ecologismo teme que si los ministros conocen estas características de los árboles igual ordenan su tala o crean un premio nacional para los pirómanos que queman los bosques nacionales por afición. Una vez que se pacta con terroristas que han matado a tus compañeros de partido, ¿qué te impide premiar a un degenerado mental?

Incluso, es probable que la ministra Celaá pudiera proponer crear un galardón internacional para competir con los monárquicos Príncesa de Asturias, que llevaría el nombre de Calígula y rendiría homenaje a los que promueven los incendios, por ejemplo, del Amazonas -Amazonía, en lenguaje cursi contemporáneo, además de analfabeto-.