Plan de formación de EL TROLEDIARIO para las elecciones de Noviembre

>> El Rey no ha tenido más remedio que cumplir su función Constitucional, pese a algunos ilustrados.

Plan de formación de EL TROLEDIARIO para las elecciones de Noviembre

Algún merluzo se había creído que el Rey puede hacer y deshacer. ¡Es la Constitución, estúpidos! (wikipedia)

Desde Pablo Iglesias a algunos tertulianeses, pasando por cerebrales columnistas, venían reclamando una intervención del Rey que la Constitución no le permite, así que, después de reunirse con Pedro Sinsustancia, sin doctorado real, sin palabra y con el trasero cuadrado de viajar en el Falcon, convocará elecciones el próximo mes de Noviembre, cuando todos los españoles estan deprimidos o por haber acabado las vacaciones, o por no tener trabajo o por que se les convoque a otras elecciones en tan poco tiempo, cosa que sólo pasaba en Italia y Bélgica, ese acogimiento de la delincuencia española.

Total, que EL TROLEDIARIO se ha puesto a trabajar y en esta labor periodística se dispone a impartir, gratuitamente, un cursillo rápido a sus lectores para acudir a las citadas elecciones un poco relajados. Esto es lo que recomendamos.

Por qué debes ir a votar

-Si eres empleado público gracias al político que te lo procuró.

-Si eres jefe de alguna organización que recibe subvenciones oficiales.

-Si eres cargo público y dejar de serlo te supone un rémora porque no tienes otra cosas qué hacer.

-Si eres periodista de un medio que se mantiene por alguna graciosa generosidad de organismo, persona o fundación pública.

Por qué no debes ir a votar

-Si eres autónomo, trabajador o empresario.

-Si eres político censante porque en su día se le puso en la jeta a tu jefe superior.

-Si pensabas que tu persona, empresa o círculo de amiguetes érais la leche y al final, por ausencia del proveedor, os habéis quedado en nada.

-Porque no tienes ganas de levantarte otro domingo tan seguido para votar.

-También porque ya son muchos fines de semana cambiado los planes para ir a votar a uno que no se lo merece, y además en pleno triste otoño.