El campechano Revilla se enfrenta a un insultador de Pedro Sánchez, pero los medios no contrastan la información con el presunto agresor verbal

El campechano Revilla se enfrenta a un insultador de Pedro Sánchez, pero los medios no contrastan la información con el presunto agresor verbal

El político con más desparpajo, campechano y dicharachero de las autonomías españolas. (wikipedia)

Publicado por El Mundo

Miguel Ángel Revilla esperaba inquieto en la acera de enfrente del bar El Desván, en la calle Bonifaz, en el centro de Santander. Su invitado, Pedro Sánchez, se retrasaba unos minutos de la hora prevista a la que habían quedado para almorzar. Ambos se habían citado para un encuentro “de trabajo” para hacer un seguimiento del pacto por el que el Partido Regionalista de Cantabria (PRC) apoya la investidura de Sánchez a cambio del compromiso de una serie de infraestructura para la comunidad autónoma. Alrededor de las 14.30 horas llega la comitiva y Revilla se acerca al coche del presidente en funciones. Le abraza y le invita a entrar en el restaurante. Pero justo antes de entrar, se escucha nítidamente a alguien gritar “hijo de puta” a Sánchez. Es un empleado de un bar cercano.