Dos pintas de cerveza para ser estadista

Dos pintas de cerveza para ser estadista

La cerveza es muy higiénica para el cuerpo y el ingenio. (pixabay)

Hace 7.500 años los antiguos egipcios inventaron y produjeron la cerveza. Solo por eso la civilización egipcia debe ser considerada una de las más grandes civilizaciones conocidas”

Illionis (Chicago) En esta universidad los investigadores han llegado a la siguiente conclusión: “Las personas solucionan mejor sus problemas tras haber tomado dos pintas de cerveza”. Dos grupos de personas, uno que había tomado las dos pintas y otro que no las había tomado se sometieron a acertijos y pruebas. Los que habían tomado cerveza superaron en los resultados a los que no la habían tomado. También fueron más rápidos y más creativos. ¡Ah, señores políticos! Con las buenas cervezas que hay en España bien podrían tomarse dos pintas de cerveza antes de negociar o emitir leyes, por ejemplo. Sr. Pedro Sánchez, tómese dos pintas del dorado líquido, haga que se las tome también Pablo Iglesias y hagan gobernable este pobre país de una puñetera vez.

España está atravesando por uno de los momentos más tristes de su joven democracia por la ambición desmedida de un político llamado Pedro Sánchez y por la inutilidad de los que le acompañan, así como por la inoperancia de una oposición que no se encuentra por mucho que se busca. Todos deberían tomarse dos pintas de cerveza. Este Sudoku en que estos abstemios progres han convertido a España, un país en permanente crisis económica, social y de identidad, sería más llevadero ante dos buenas pintas de cerveza. Las mentes anquilosadas de nuestros políticos – de todos – no ven la solución. Sus intereses ruines, mezquinos, provincianos y, a veces, inconfesables les impide tomar decisiones imaginativas y resolutivas, lo que está convirtiendo a España en un desierto en lo económico y en lo social, un desierto que el Teneré parece a su lado un oasis.

Yo propongo que por decreto ley se establezca que antes de cualquier reunión, cumbre o mesa, los responsables políticos correspondientes, se tomen dos pintas de cerveza. También que los vasos de agua en el Congreso sean sustituidos por vasos de rubia y fría cerveza. De ese modo y según el estudio de Illionis puede que las mentes de quienes tienen por trabajo solucionar los problemas de España y los españoles, se abran a la justicia, la equidad, la generosidad y la asunción de responsabilidades; al tiempo que, al agilizar sus mentes, encuentren soluciones de la mejor y más rápida forma. Ustedes podrán objetar ¿y si se emborrachan? Yo puedo asegurarles que ni borrachos podrán hacer más estropicios de los que hacen estando serenos. Y siempre será mejor una buena borrachera de cerveza que no una mala borrachera de codicia, ruindad, ambición, mezquindad y corrupción en la que están permanentemente, incluso puede que la borrachera les desatara el corsé que oprime sus cerebros isquémicos.

En el tiempo que me ha llevado escribir este artículo me he tomado dos pintas de cerveza acompañada de anchoas. Las voy a tomar todos los días – las cervezas, no las anchoas – necesito escaparme mentalmente de estos políticos que nos han metido en esta estrechez de vida, y también de esos ciudadanos manipulados hasta la náusea que todavía, y a pesar del daño que causan a España y a los españoles, creen en ellos.