Al Doctor Fraude no le caía bien Scariolo, pero ahora le recibirá como un héroe en La Moncloa

>> Sánchez se identifica como un malva enjuciando el “ba-lon-ces-to” y las tesis doctorales.

Al Doctor Fraude no le caía bien Scariolo, pero ahora le recibirá como un héroe en La Moncloa

Scariolo no forma parte del círculo de intelectuales que rodea a Pedro Sinsustancia. (viquipedia)

El vistoso presidente español del Gobierno Atún -por lo de bonito- ha vuelto a sumar a su gran clase y estilo social los juicios que había vertido sobre el seleccionador nacional de baloncesto, Sergio Scariolo, ahora campeón del mundo mundial en lo que Sánchez, para que se vea que domina la lengua española, ha silabeado en su cuenta de redes sociales, BA-LON-CES-TO. Ni un ñiño de cuatro años lo hubiera hecho peor, y lo mejor es que igual se lo ha copiado a uno de tres.

A Sánchez, el señor Scariolo no le caía bien, según contaba por el submundo de las redes sociales: «Espero que ganemos en Lituania, aunque te reconozco que no soy fan de Scariolo y ahí es donde fallamos: en el entrenador»; «Disfrutando de un buen partido de basket. ¡Estos franceses son duros, eh! Pero ganaremos… a pesar de Scariolo».

El hombre tiene un ojo que como dirija a España con igual perspicacia o la certeza que inspiran sus palabras cambiantes según el momento y la verdad verdadera en una tesis doctoral que le aprobaron unos reputados catedráticos que no se enteraron de nada, los españoles se pueden dar por fastidiados, finamente dicho.

Scariolo, en lo suyo, ha ganado con España tres copas de Europa, una mundial, una medalla de plata y otra de bronce en las Olimpiadas y ahora entrena al equipo de la liga norteamericana que ha ganado el campeonato. O sea, un palamares igualito que el de Pedro Sánchez.

El presidente no ha trabajado nuca en la calle. Un rato en la universidad, donde, como se sabe, desde que murió Franco se entra por amistad y no por méritos. Así que hace muchos años anda amarrado al momio público. Es en lo que el PSOE contemporáneo se llama un “obrero”.

Esto es lo que hay, y según todos los indicios, nos va a gobernar en los próximos cuatro años. Pues que casi elegiríamos al italinao Scarilo para este menester, por si da los mismos resultados que le negaba Sánchez en el “BA-LON-CES-TO”.