Lo guay este verano no es ir en un yate de lujo, mola más un buque militar

>> La nueva forma de hacer política ha convertido una nave de guerra en un barco de pasajeros.

Lo guay este verano no es ir en un yate de lujo, mola más un buque militar

Patrullero de la Armada Española que será convertido dentro de poco en el Barco del Amor.

En España, de siempre se ha tenido en alta consideración al extrajero, cosa que se ha atribuido unas veces a un espíritu de servicio y cordialidad y otras, de antiguo, a la envidia y cierto grado de acomplejamiento, aunque los hechos revelan que cierta razón hay en considerar al visitante superior al autóctono, suele tener más ventajas, por ejemplo puede acudir a un hospital si haber cotizado a la seguridad social nunca, cosa que sólo hacen en España los políticos y ciertos colectivos beneficiarios.

El Gobierno acaba de enviar un buque de guerra a Italia para recoger a quince inmigrantes que disfrutarán del barco durante al menos los tres días que durará el crucero. Sin embargo, si eres nacional, tendrás que pagar el barco, el pasaje de los quice extranjeros y a tí nunca te dejarán embarcarte, en todo caso visitarlo en una jornada de puertas abiertas y si tienes la vez reservada.

De modo que habrá muchas personas que hayan navegado en grandes y lujosos yates, pero poder decir que te fue a recoger un buque de guerra sólo lo pueden asegurar el personal de a bordo, los jefes de Estado y algún presidente del Gobierno, además de los quince inmigrantes que subirán al patrullero Audaz. Es la nueva forma de hacer política del estadista Sánchez, que ha logrado convertir, con ayuda de Margarita Robles, un buque militar en un barco de pasajeros. Lo próximo será sustituir los cañones por bonitos centros florales.

Así que no te vayas a la cafetería, la piscina o la tertulia playera a explicar que viajaste en no sé qué gran yate o transatlántico, eso frente a hacerte un crucero gratis en una nave militar moderna, como comprenderás, es como vanagloriarte de llevar pantalones cortos planchados a raya.