Editorial: Aviso importante a nuestros lectores con motivo de estas señaladas fechas

Editorial: Aviso importante a nuestros lectores con motivo de estas señaladas fechas

(Ayto. de Talavera)

Nuestro gran número de lectores -¿qué tal estás, majete?- deben saber que en estos días de Semana Santa no actualizaremos EL TROLEDIARIO hasta el próximo lunes. Bien sabemos que nuestros seguidores incondicionales lo atribuirá a la molicie, desidia y tendencia nazionalista catalana y vasca a la gandulería, pese a que se cobre en exceso el trabajo realizado como le ocurre, por ejemplo, a Quinito Torra.

No es nuestro caso, no porque no cobremos como el señor Torra, sino por otras causas de variada aunque justificada necesidad. En primer lugar, tradicionalmente los trabajadores de la prensa disfrutan estos días de libranza, la mitad en plena Semana Santa y los otros después. En nuestro caso no podemos hacer esa división al ser, aunque un gran periódico, de recursos modestos. O sea, que se trata de un imperativo laboral, no sea que los sindicatos se indispongan.

Por otra parte, hemos pensado, con argumentado fundamento, que la gente está más en los asuntos propios de estas fechas, y no nos referimos a comer potaje o bacalao rebozado, que en leer las noticias de un periódico riguroso pero diferente como es EL TROLEDIARIO. Así, dado que vamos a contar con escasos lectores, comprenderá el ídem que no queramos malgastar nuestro acreditado talento para dejarlo almacenado en la nube sin que lo disfrute el mundo.

Nos despedimos pues hasta el lunes, lo que nuestra distinguida e intelectual clientela debe tener en consideración a favor de nuestro crédito como esforzados obreros del periodismo independiente, objetivo e imparcial ya que exigirá trabajar el domingo.

Que lo pasen usted bien en las procesiones, ya se celebren en lugares costeros, montañosos o llanos. Nosotros, nos consolaremos, entre actos, en degustar unas tradicionales gambas al ajillo y una torrija en la cafetería más cercana, si paga alguien.

Feliz pascua de Resurrección

Palabra cumplida

Como decíamos en el texto antecedente, nos tomábamos unas vacaciones más que nada porque los que sí iban a disfrutarlas eran nuestros lectores. Una vez cumplido el plazo y las obligaciones de la Semana Santa, tanto si se es creyente como si no, aquí estamos de vuelta. Hacemos notar al lector que nos incorporamos ayer domingo al tajo como forma de festejar con alegría la Resurrección, mientras otros seguían vagueando, el señor Torra por ejemplo.

Bienvenidos.