Maduro quiere aumentar el prestigio de la política española después de conocer a Rodríguez Zapatero

>> Ha dicho: ¡tate, si este pudo ser presidente del Gobierno, ¿por qué yo no?!

Maduro quiere aumentar el prestigio de la política española después de conocer a Rodríguez Zapatero

Maduro, después de bajarse del platanero.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, se ha ofrecido como candidato en las próximas elecciones españolas con el encomiable objetivo de prestigiar la política nacional después de haber conocido a Rodríguez Zapatero y saber por él de las virtudes de Pedro Sinsustancia Sánchez.

Hay que recordar que Maduro también cuenta con apoyos y conocimientos íntimos en las filas de Podemos, y si tenemos en cuenta que Venezuela acoge a varios asesinos de ETA, también podrá disfrutar de las simpatías de los de Bildu y el PNV. Y como todos los citados son muy amiguetes de los nazionalistas catalanes, sin duda los de Pdelcat, ERC y los grupos CDR también acogerán con agrado su presencia.

El presidente bananero, después de intimar con el intitulado artísticamente como ZP, ha pensado que si un hombre de esa talla ha sido presidente del Gobierno de España bien puede serlo él mismo, sobre todo ahora que tendrá que buscar un lugar de exilio, ¿y qué mejor sitio que la madre patria? De hecho, ya tiene adelantado parte de los gastos de representación política por sus relaciones económicas con los dirigentes comunistas de Podemos.

Por lo demás, su presencia en Madrid tendría un sobreañadido valor turístico y de entrañable imagen para los niños, jubilados y parados en general, que podrían salir a verle pasear, para su ocio y esparcimiento, por el parque del Oeste, en las inmediaciones de la estatua de Simón Bolivar, comiendo plátanos y hablando con ese vozarrón de cochero, que es lo que es, y ese tono de animador de tómbola de feria.