Malta encuentra la causa de los 12 goles de hace 35 años: más que de Malta eran de Manta

>> Dicen que todos jugaron drogados: unos para meter goles y otros para encajarlos

Malta encuentra la causa de los 12 goles de hace 35 años: más que de Malta eran de Manta

Jugadores de aquella selección de Malta a la que España metió doce goles han salido al cabo de los 35 años a justificar el resultado como los malos estudiantes: el profesor me tiene hincha. Según estos señores, que han guardado el secreto durante tres decenios y medio, el árbitro iba contra ellos y el Estado español creó todo un sistema para inducirlos a perder el partido, incluyendo unos peligrosos limones-droga.

Aunque existen sospechas de que se pudiera haber cobrado el favor, a cabo del tiempo es mejor contar una historia que tenga que ver con el espionaje y agentes secretos que con el intercambio de dinero por un servicio, lo que viene a ser pura y simple prostitución. Así que según estos tíos hubo drogas para los españoles que les hizo superhombres y para los malteses que les hizo guiñapos, cuando todo el mundo sabía que Malta era una potencia futbolera y su selección la más temida del barrio de Canillas.

Según los exfutbolistas malteses, de los que no podemos citar ningún nombre por ocioso ya que ninguno despuntó nunca en este deporte, son expertos en drogas, según dijeron, porque interpretan que echar espuma por la boca es signo de haber consumido esteroides, esas sustancias que hinchan los mósculos. O sea, que todo el que tenga boqueras, según los malteses, son consumidores de esteroides, lo que debe corresponderse con una apariencia física de biceps magníficamente desarrollados.

Probablemente los exjugadores malteses llevan tantos años planeando esta venganza, porque aquella jornada de 1983 lo que trascendió al mundo es que la selección de Malta era en realidad una selección de mantas que se tragaron 12 chicharros seguidos y han dicho “¡ay!” al cabo de 35 años, que es el tiempo que han tardado en enterarse.