Huye de una monja por si le devuelve la paliza

Huye de una monja por si le devuelve la paliza

Un demócrata animalista se vio forzado a huir de una monja a la que había castigado momentos antes por serlo -monja- y evitar verse obligado a denuciarla por violencia de género, que es como llaman ahora a la violencia machista, doméstica o de memos.

Según informa El Ideal de Granada

“Un individuo al que la Policía está intentado localizar propinó un puñetazo a una religiosa y le rompió la nariz en la zona del Cerrillo dhttps//eltrolediario.es/2017/06/652/e Maracena, según confirmaron a IDEAL fuentes de la orden a la que pertenece la víctima. El agresor se acercó a la mujer, de 52 años, e, inopinadamente, le asestó un golpe en pleno rostro al grito de «¡Por monja!», explicaron los medios consultados. Luego, huyó a la carrera».

«Ya se sabe cómo son estas monjas», dijo un asesor podemita, «se lían, se lían y por quítame esos mocos, te arrean una paliza o, lo que es peor, te echan una conferencia celestial. Lo normal es que no las dejasen salir de los conventos. Son personas peligrosas porque siempren van provocando con sus hábitos, hablando del tal Jesús e incluso de uno que llaman el Espíritu Santo. Mientras el Estado no se haga laico estos sucesos se sucederán inevitablemente… y no es una amenza, es una advertencia, ¡osti, tú!».